Por: Juan Pablo Morán


 

 

La semana pasada hablaba de la mediocridad chiva por el nulo compromiso sobretodo de sus jugadores, lo sigo pensando así como también pienso que el partido de ayer entre Atlas y el Guadalajara fue un espejismo para rojiblancos y una decepción para rojinegros.

Espejismo porque el Atlas regaló el primer tiempo con la mano en la cintura y para el segundo se volcó al frente con esporádicos contragolpes de Chivas, si el fútbol fuera de merecimientos y los zorros hubieran tenido la efectividad que tienen en la liga probablemente serían los de Colomos los ganadores de la serie, es una decepción por la misma razón.

Lo que sucede en Atlas es preocupante, se habla que se le exige como si fuera Barcelona, los dirigiera Guardiola y tuvieran a Messi, no Jesús Bernal, al Atlas se le exige como una institución seria que se supone que es, se le exige porque no fue campeón ayer y se le exige porque su directiva y cuerpo técnico no saben lo que es jugar un clásico tapatío, no saben lo que es ganar una serie eliminatoria, ni en la copa ni en la liga, no conocen la esencia del equipo ni las necesidades de su afición, trabajan en base a objetivos pero estos están muy por debajo de lo que debería buscar un club como el Atlas.

Me queda claro que están buscando salvarse del descenso pero este costal lo cargan desde hace mas de un año y se llama José Guadalupe Cruz. Es el DT el que está cuidando la chamba, es el DT el que atenta contra el ADN del club, es el DT el que no está cumpliendo con los objetivos y si me dicen que la copa no es un objetivo entonces el problema es mas grave de lo que se piensa. Un equipo al que le urge ganar algo, lo que sea y que es incapaz de ganar un clásico no merece nada, el que no puede en lo poco, no puede en lo mucho.

Al Atlas le tocó jugar contra unas Chivas eliminadas en la liga, débiles emocionalmente, inoperantes en el terreno de juego pero que al final supieron jugar el clásico y contener los embates de los rojinegros, a eso se le llama sacar el orgullo y la casta y el Atlas no lo tuvo.

“La fiel” se pregunta que hace falta para que la directiva tome cartas en el asunto y le de las gracias al profe Cruz, ¡tranquilos! falta poco para que queden fuera de la liguilla y quizá entonces le puedan decir adiós, pero con una dirigencia como la que tiene el club, tristemente para su causa, lo dudo.

 

Leave a Reply