Ousmane Dembélé tiene para cuatro meses de lesión por lo menos tras el partido ante el Getafe, una baja importante en lo deportivo para el Barça, pero en lo económico le supondrá un considerable ahorro. Al parecer, si no llega a jugar 50 partidos esta temporada, se evitarán pagar una cláusula de diez millones por su fichaje.

Sin duda ha sido la gran noticia del fin de semana para el Barça, el jugador más caro de la historia de su club se lesionaba ante el Getafe y estará alrededor de cuatro meses fuera de los terrenos de juego. Dembélé será operado en Finlandia y será al menos hasta 2018 cuando no se le vuelva a ver en el campo.

Con esa ausencia de cuatro meses, el francés no llegará a jugar los 50 partidos con el Barça, por lo que los culés se ahorrarían pagar unos diez millones de euros debido a una cláusula que se estaba incluida en el traspaso del futbolista, tal y como apunta en su edición digital La Vanguardia. Su anterior club, el Borussia Dortmund, ha confirmado esta cláusula de diez millones estipulada en su traspaso, de igual forma que si el Barça se clasifica para la Champions alguna vez en estos cinco años, deberán abonar otros diez millones, pinta a que les tocará pagarlos.

El francés sufrió una rotura en el tendón del bíceps femoral por lo que será operado en Finlandia por el doctor Orava, uno de los mayores expertos en este tipo de lesiones. Lo que está claro es que el Barça se va a ahorrar por el momento tener que pagar esos diez millones en forma de variable por un jugador que ha roto el mercado en España y por el que dicen hay una gran presión sobre él. Algunos lo achacan a que el césped estaba en malas condiciones o a que el jugador tiene la presión de haber costado mucho, pero desde luego nadie hace hincapié en que apenas ha tenido rodaje y no ha hecho pretemporada. Al final, lo ‘barato’, si es que lo es, acaba saliendo caro.

Esto es lo que se pierde Dembélé

Ousmane Dembelé no estará en el primer ‘Clásico’ de la temporada contra el Real Madrid en la Liga. El jugador francés estará de baja los próximos cuatro meses y tiene prácticamente imposible su participación en el Madrid-Barça que se disputará el 23 de diciembre en el estadio Santiago Bernabéu. El fichaje más caro de la historia del Barça-sin contar el de Neymar que nadie sabe cuánto costó- se rompió el tendón largo del bíceps femoral de la pierna izquierda en Getafe.

La imagen del día es la de Dembelé sentado en una silla de ruedas en el aeropuerto de Barcelona. El extremo viajará hoy mismo a Helsinki acompañado del doctor del Barça Ricard Pruna y será intervenido mañana por el doctor Orava, el propio Pruna y uno de los discípulos de Orava, el doctor Lasse Lampainen.

El drama es total en ‘Can Barça’. Los mentideros barcelonistas incluso insinúan queValverde ha forzado a Dembelé pues el ex del Dortmund sentía molestias musculares desde hacía 10 días a causa del estrés producido tras un verano lleno de noticias, negociaciones e incertidumbre.

Sea como fuere, Dembelé no podrá jugar partidos tan importantes como el del Wanda ante el Atlético de Madrid o el Clásico contra el Real Madrid en el Santiago Bernabéu. Valverde sabe que tiene un problema muy serio no solo por la ausencia del francés sino por la falta de alternativas en ataque. Messi va a tener que jugar hasta los amistosos con el consiguiente desgaste que supone y eso en marzo o abril lo puede pagar muy caro, y un Barça con un Messi a medio gas, está perdido.

Leave a Reply